Ha hecho más sentadillas y extensiones de pierna de las que puede recordar, pero sin importar cuán fuerte lo intente, no logra tonificar sus muslos. Puede que sea su genética; por desgracia, algunas de nosotras nacemos con más células grasas y menos células musculares, pero incluso si ese es el caso, no se despida del sueño de tener muslos explosivos. Evite estos siete errores comunes, y logrará sacarle algunas curvas preciosas a sus piernas.

No sea poco realista

No puede cambiar el tamaño de los muslos con unas cuantas series de ejercicio. Las personas piensan que pueden ir al gimnasio por dos semanas y ver todos los músculos de sus piernas. Si entrena la fortaleza de la parte inferior de su cuerpo tres veces a la semana, no espere ver cambios sino entre la cuarta y la sexta semana, él dice.

Su dieta es enemiga de los muslos 6546421342

Para cambiar realmente su cuerpo, lo primero que hay que atacar es su nutrición. Proteínas, verduras, frutas y una buena grasa; si no es alguna de esas cosas, no lo coma. La proteína es vital, ya que construye el músculo mientras que aumenta el metabolismo, por lo que elimina la grasa más rápido.

No está haciendo suficientes ejercicios cardiovasculares

Si entrena la parte inferior del cuerpo tres veces a la semana y todavía sigue sin ver definición, agregue un poco de ejercicio cardiovascular. ¿No tiene tiempo suficiente para ejercitarse tanto? Pruebe con spinning, puesto que pedalear tonifica las piernas y quema de 420 a 780 calorías por hora. Perderá peso y transformará su cuerpo (¡y todo con tan solo 10 minutos al día!). Otra alternativa es subir escaleras. Subir cualquier inclinación aumenta la frecuencia cardíaca y reemplaza un 25 % más fibras musculares que pasear por los pisos.