A partir de los programas de dieta de desintoxicación con tés, muchos productos prometen resultados instantáneos cuando se trata de la transformación del cuerpo. Sin embargo, es posible perder una cantidad sustancial de peso de manera saludable.

La investigación recomienda un enfoque para bajar de peso lento y constante que hace que pierda de una a dos libras por semana. Cuando las personas pierden peso lentamente, por lo general, se debe a cambios de comportamiento y de estilo de vida sostenibles, a diferencia de las dietas de choque con restricciones poco saludables.

Aquí encontrará las consecuencias contraproducentes de adelgazar rápido

Comer menos de lo que su cuerpo necesita desencadena la producción de la hormona del estrés, el cortisol. El estrés sube el apetito y puede aumentar el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor del centro.

La pérdida rápida de peso puede jugar con su cuerpo: nuestro cuerpo reconoce la privación de calorías como hambre externa y activa el interruptor de supervivencia metabólica, el cual hace que su metabolismo reduzca su velocidad para ahorrar energía. En otras palabras, su cuerpo entra en modo de inanición y almacena más grasa, lo cual genera un golpe doble de aumento de peso. 543532423

Si reduce las calorías demasiado rápido, su tono muscular se verá afectado seriamente. Cuando no come lo suficiente, su cuerpo recurre al uso de la masa muscular como combustible.

Además de perder ese aspecto atractivo y tonificado, y la masa muscular, disminuye la cantidad de grasa que quema. Mientras menos cantidad de tejido tenga, mayor probabilidad habrá de sabotear sus metas para bajar de peso; y a medida que sus músculos se vuelvan más esqueléticos, quemará menos calorías a través del movimiento.

El H2O, por supuesto, es crucial para la función física, ya que elimina las toxinas, proporciona los nutrientes, facilita la digestión, etc. Cuando se agotan las reservas de agua, es probable que tenga que lidiar con los efectos secundarios: dolores de cabeza, estreñimiento, calambres musculares y energía baja. Todo esto dificulta su capacidad para trabajar, ejercitarse y disfrutar de la vida en general.