Cuando alguien hace pública una violación pasada, una respuesta crítica puede aumentar su riesgo a un trastorno de estrés postraumático, o TEPT. El mejor apoyo comienza simplemente con escucharla sin emitir juicios. Después de eso, siga estas indicaciones.

Qué hacer…

Créale, solo alrededor del 5 por ciento de las violaciones son acusaciones falsas. Confíe en que su amiga está diciendo la verdad.

Agradézcale por contarle, se necesita mucho valor para revelar una experiencia que se oculta en la vergüenza.

Respete su confidencialidad, a menos que ella planee hacerse daño, mantenga su historia en secreto.

Dele el control sobre qué hacer después, por ejemplo, en lugar de decir: «Tenemos que presentar cargos», pregúntele si le gustaría informar a la policía sobre esto.

Qué no hacer… 765723423

No juegue al detective, preguntar si ella había estado bebiendo o qué llevaba puesto implica que ella tiene, al menos, parte de la culpa por lo sucedido.

No pregunte por qué se demoró tanto en contarlo, cada persona lleva su propio ritmo.

No asuma lo que quiere o necesita, en su lugar, pregunte qué puede hacer usted y cómo podría ayudarla. Es posible que quiera que la acompañe a la policía, o solo quiera que la escuche.